Sintomas de Hernia Discal

Dolor lumbar
Dolor cervical
Dolor en la espalda
Adormecimiento de los brazos o piernas
Dolor con irradiación a los brazos o las piernas
Sensación de quemadura en la espalda
Calambres
Hormigueo en las manos o los pies
Dedos durmientes
Dolor en el fondo de la espalda

 
PEDIR MÁS INFORMACIÓN
PARA MI CASO
Nombre
Email
Teléfono
Mensaje
 
 
 
 

Hernia Discal

 
El dolor raquídeo / vertebral, más conocido como "dolor de espalda", es uno de los síntomas con mayor prevalencia en la población. Se estima que alrededor del 80% de la población mundial, al menos una vez en la vida, presente quejas de dolores relacionados con la columna. La mayoría de las veces, es suficientemente intensa e incapacitante, con importante interferencia en la capacidad de trabajo y calidad de vida.
Las causas potenciales de "dolor de espalda" son diversas, teniendo en cuenta los elementos óseos (las vértebras), los discos, los nervios, los ligamentos y las articulaciones vertebrales. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos, el dolor es secundario a la enfermedad de los discos (clasificada en la nomenclatura médica por "protrusiones", "procidencias" o "hernias" discales), sobre todo en los segmentos lumbar y cervical de la columna vertebral.
 
Los discos intervertebrales son estructuras flexibles, localizadas entre los cuerpos de las vértebras que sirven como almohadillas protectoras, permitiendo todos los movimientos de la columna, al mismo tiempo que ayudan a soportar los impactos mecánicos y el peso del cuerpo.Los discos intervertebrales pueden ser desplazados o herniar, comprimiendo las raíces nerviosas y causan además de dolor de espalda, síntomas relacionados con segmentos dependientes de las estructuras nerviosas, traducidos por dolor, entumecimiento o debilidad en el brazo o la pierna (también conocido como dolor "ciática "). En los casos más graves, una hernia del disco puede comprimir los nervios que controlan la vejiga y el intestino, resultando en incontinencia urinaria y pérdida de control del intestino.
 
 
 

¿Cuáles son las causas de una hernia discal?

Todavía no se comprende, totalmente, las causas que están en el origen de la enfermedad de los discos. La mayoría de las teorías atribuyen esta situación a una combinación de los siguientes factores: envejecimiento del disco, factores genéticos, mala postura, sobrecarga por obesidad, esfuerzos físicos excesivos o después de un evento traumático.
 

¿Se puede prevenir la aparición de hernias discales?

En muchos casos no es posible evitar una hernia discal. Sin embargo, se pueden disminuir las probabilidades de su aparición con medidas de carácter general, tales como practicar una buena postura, mantener un peso sano, evitar el sedentarismo y esfuerzos físicos excesivos y, practicar ejercicio físico con regularidad, particularmente la caminata y la natación.
 
 
 

¿Cómo se evalúa las "dolores de espalda"?

Para un correcto diagnóstico es fundamental que el médico revise minuciosamente la historia clínica y la sintomatología, seguido por un examen físico para excluir otras enfermedades que puedan provocar dolores de espalda. Si hay dudas sobre el diagnóstico inicial y sobre todo si los síntomas persisten o se agravan, puede recomendarse realizar una radiografía de la columna, una tomografía axial computarizada (TAC) o una resonancia magnética (RM). En casos específicos, puede ser necesario la realización complementaria de una electromiografía.
 

¿Cuáles son las opciones de tratamiento de hernias de los discos?

En la mayoría de los casos, el dolor asociado a una hernia discal mejorará gradualmente con medidas de carácter general y tratamiento farmacológico. Cuando estas medidas conservadoras no funcionan, puede ser necesario un tratamiento más agresivo, incluyendo técnicas de intervención mínimamente invasivas en la columna o eventualmente la cirugía.

 
 

¿El dolor de espalda significa necesariamente enfermedad de los discos?

Además de la enfermedad de los discos, el dolor raquídeo puede originarse en otros elementos vertebrales (por ejemplo, distensión de los músculos de la columna, fractura ósea por osteoporosis o traumática, etc.) o refleja una enfermedad en otra parte del cuerpo (por ejemplo, infeción renal y/o "piedras en los riñones", etc.).
utarizada (TAC) o una resonancia magnética (RM). En casos específicos, puede ser necesario la realización complementaria de una electromiografía.
 
 
 

Hernia Lumbar

 
El disco intervertebral se encuentra entre las vértebras y está rodeado por un anillo fibroso, cuando éste está desgastado o sufre rotura el disco extravasa causando una hernia o protrusión discal, esta comprime el nervio causando dolor. Este problema es más común en la región lumbar ya que es la región que soporta el peso del cuerpo.
 
 

Síntomas de la Enfermedad

La manifestación más común de hernias discales lumbares es el dolor ciático, la pérdida de fuerza muscular en una o en ambas piernas y la sensación de hormigueo o adormecimiento en una pierna o nalga.
 

Causas

El dolor en la espalda o en las piernas asociado a una incomodidad lumbar puede tener varias causas, pero se encuentra mayoritariamente relacionada con hernias discales lumbares que se deben en gran parte al desgaste del disco, a factores genéticos, a la mala postura, a la obesidad, el sedentarismo, los esfuerzos físicos excesivos y la abstención de la práctica de ejercicio regular.
 
 
 

Diagnóstico y Examen

Para un buen diagnóstico de hernias discales el médico evalúa la historia clínica del paciente, realiza un examen físico para evaluar el lugar del dolor y la sensibilidad en la región afectada. En seguida se realiza un examen neurológico, para evaluar los reflejos, la fuerza muscular, la marcha y la sensibilidad.

Para ayudar al diagnóstico y excluir otras posibles causas del dolor, puede solicitarse al paciente exámenes complementarios de diagnóstico como Tomografía Computarizada, Resonancia Magnética y Electromiografía.
 

Tratamiento

El tratamiento de hernias discales en una fase inicial puede pasar sólo por el recurso al reposo ya medicamentos, como analgésicos y relajantes musculares. En algunos casos los médicos pueden aconsejar la realización de fisioterapia y refuerzo muscular.

En los casos en que el dolor causado por las hernias discales es refractario a la medicación puede recurrir a tratamientos mínimamente invasivos (nucleoplastia por Plasmalight (más avanzada actualmente), ozonoterapia o radiofrecuencia).
 
 

Hernia Cervical

 
La hernia de disco ocurre cuando parte de un disco intervertebral sale de su posición normal y comprime las raíces nerviosas que se ramifican a partir de la médula espinal y que emergen de la columna espinal. Este problema ocurre en la región cervical por ser un área muy expuesta a movimientos diversificados.
 
 

Síntomas de la Enfermedad

En la región cervical las hernias discales se caracterizan generalmente por dolor en el cuello con irradiación hacia los hombros o brazos y por cefaleas en la región de la nuca.
 

Causas

El dolor en el cuello y en los brazos asociado a una incomodidad cervical puede tener varias causas, pero se encuentra mayoritariamente relacionada con hernias discales cervicales que se deben en gran parte al desgaste del disco, a factores genéticos, a la mala postura, a la obesidad, el sedentarismo, los esfuerzos físicos excesivos y la abstención de la práctica de ejercicio regular.
 
 
 

Diagnóstico y Examen

Para un buen diagnóstico de hernias discales el médico evalúa el historial clínico del paciente, realiza un examen físico para evaluar el lugar del dolor y la sensibilidad en la región afectada. En seguida se realiza un examen neurológico, para evaluar los reflejos, la fuerza muscular, la marcha y la sensibilidad.

Para ayudar al diagnóstico y excluir otras posibles causas del dolor, puede solicitarse al paciente exámenes complementarios de diagnóstico como Tomografía Computarizada, Resonancia Magnética y Electromiografía.
 

Tratamiento

El tratamiento de hernias discales en una fase inicial puede pasar por el reposo y los medicamentos, como analgésicos y relajantes musculares. En algunos casos los médicos pueden aconsejar la realización de fisioterapia y refuerzo muscular.

En los casos en que el dolor causado por las hernias discales es refractario a la medicación puede recurrir a tratamientos mínimamente invasivos (nucleoplastia por Plasmalight - más avanzada actualmente, ozonoterapia o radiofrecuencia).
 
 
 
 
Dirección
Largo Lapa 1,3º
4050-069 Porto
 
 
 
 
Teléfono
 
 
 

Pedir más información para mi caso